NUESTROS PROFESORES

_MKS5998
Mandiram%2002-10-20%20145_edited
Mandiram%252002-10-20%2520150_edited_edi
Mandiram%252002-10-20%2520138_edited_edi
Mandiram%252002-10-20%2520140_edited_edi

Patricio Cantwell

Patricio disfruta de las actividades en la naturaleza como la escalda, el montañismo y el cicloturismo. Practicante de yoga desde 2012; en el afán de profundizar en su práctica y comprensión del yoga toma el 2014 la formación de Profesor de Yoga Integral de 500 hrs en Centro Isajú. Posteriormente ha seguido un estudio ininterrumpido en distintas tradiciones, completando durante el 2016 la Formación en Yogaterapia 350 hrs en Loknath Yoga; y durante 2017 y 2018 la Formación de Practicantes y Profesorado en Yoga Mandiram.

En 2017 completa también la formación en Masaje Thailandés en TMC School Chile. Paralelamente ha cursado programas de formación en Yoga Iyengar con Olga Madariaga y Scarlett Coronel, y seminarios con destacados profesores como F. San Miguel, A. Wormull, S. Donayre, P. Räisänen, S. Ramaswami, K. Desikachar y M. Vollmer entre otros. Actualmente continua practicando y estudiando.

El compartir lo aprendido es también un compromiso con la práctica personal; y la satisfacción de acompañar y facilitar ese proceso en otr@s es una reafirmación del propio camino.

Comencé a practicar yoga luego de un accidente en bicicleta de montaña en donde me quebré una clavícula en 3 partes. En búsqueda de un ejercicio físico terapéutico y respetuoso del cuerpo, encontré una disciplina integral para el desarrollo humano. Una propuesta empírica refinada para gestionar los procesos mentales, emocionales y sus correlatos físicos y sutiles por medio del entendimiento del propio Ser y la búsqueda de su autodeterminación.

El yoga es una tradición de práctica y entendimiento. Krishnamacharya decía que solo se puede enseñar lo que se practica. El compartir lo aprendido es también un compromiso con la práctica personal; y la satisfacción de acompañar y facilitar ese proceso en otr@s es una reafirmación del propio camino.

 

Bethania Díaz

Bethania, es Artista Visual de profesión. Practica Yoga desde el 2003, dedicándose a enseñar a partir del 2011. Ha estudiado con Jaime Quintanilla, René Espinoza y Esteban Cabezas. Ha tomado talleres con Andres Wormull, Mark Robberds, Matthew Vollmer, Petri Raisanen. Actualmente estudia con Elisa Marzuca.

Me da mucha inspiración el aprendizaje mutuo y precioso que se da en la sala, poder entregar distintas posibilidades acorde a lo que se necesita y ver como cada persona puede conectar con su fuente vital de energía.

Me interesé en el Yoga, porque una amiga me lo aconsejó debido a una curva que tenía en mi espalda (escoliosis). Viví ese período como una revelación, llena de asombro, donde se amplió y enriqueció la relación con mi cuerpo. Sentir como puede sincronizarse la respiración, el movimiento y la atención, es algo que sigue maravillándome y de lo cual aprendo, me beneficio y agradezco a diario.

Me convertí en profesora, porque me hizo mucho sentido compartir esta práctica en estos tiempos. Creo que es un gran aporte a la vida y a las relaciones de quienes la realizan. Me da mucha inspiración el aprendizaje mutuo y precioso que se da en la sala, poder entregar distintas posibilidades acorde a lo que se necesita y ver como cada persona puede conectar con su fuente vital de energía.

Me uní al Equipo de Yoga Mandiram, porque confío en el compromiso y criterio que tiene con lo que enseña. ¡Es una escuela muy amorosa que abre sus brazos a quienes tengan ganas y curiosidad de aprender!

 

Camilo Rovira

Camilo posee un gran amor por las humanidades, en particular, la filosofía, la literatura y el estudio de las lenguas. Practica yoga hace más de seis años y hace más de tres, comenzó a hacer clases en Yoga Mandiram. Se ha formado principalmente en la Academia Chilena de Yoga y Yoga Mandiram. Participó en un taller de Andrés Wörmull sobre “Respiración y Mente” en 2017 y en una formación en qigong en el instituto Pranakine durante 2018.
Mi interés en el yoga comenzó como la búsqueda de una forma para cultivar el cuerpo, la energía y la mente. En la actualidad, siento que esta práctica es indispensable para mi salud y que su filosofía es mi filosofía e impregna mi manera de pensar.
Soy profesor de yoga, porque me gusta pensar que lo que entrego es totalmente beneficioso para los practicantes y la sociedad.

Me da mucha satisfacción cuando los practicantes disfrutan la clase, pero sobretodo, cuando experimentan sensaciones nuevas o comprenden algo nuevo sobre su cuerpo, su prana o su mente.

Decidí unirme a Yoga Mandiram, porque considero que su compromiso con el yoga es serio y, por tanto, que lo ve como algo más que una mercancía. Además, su visión de esta disciplina permite adaptar la práctica al practicante de manera flexible y gradual, sin ponerlo en riesgo.

 

Verónica Ugarte

Verónica es arquitecto, amante de la música, la danza y los gatos. Practica yoga desde el año 2006 y es instructora desde el 2010. Estudió en la Academia Chilena de Yoga con René Espinoza y luego ha profundizado sus estudios con diversos profesores, como Andrés Wormull y Srivatsa Ramaswami.

En cada clase disfruto guiando a los alumnos hacia la experiencia interna que se puede obtener de las prácticas más simples y gozo la sensación de conexión y completitud que se genera en cada práctica.

Mi interés en el yoga comenzó por la búsqueda de una actividad física como reemplazo al ballet clásico y al mismo tiempo como un intento de salir del estado de stress y confusión que tenía en ese momento. Fue la sinergia de cuerpo y mente lo que me cautivó desde mi primera clase.

Decidí ser instructora para transmitir lo que me apasiona y además darle al yoga un espacio más importante en mi vida diaria.

Elegí integrarme a Mandiram por el cálido equipo que conforma esta escuela y porque compartimos una visión común.

 

Rodolfo Bastias

Mi nombre es Rodolfo Bastías, tengo una familia increíble, soy kinesiólogo y trabajo en el área neonatal. Tengo cursos de posgrado y publicaciones de artículos en revistas de especialidad.

Desde mi infancia estoy ligado al deporte, sistematizado y actividades al aire libre, y desde hace más 10 años vinculado al yoga. Mis primeras experiencias fueron en Yogashala, Chile, con Gustavo Ponce, donde comencé mis primeras prácticas y estudios, y con el tiempo fui ligando mis conocimientos de anatomía y biomecánica al yoga. Es una escuela a la cual le tengo mucho cariño y respeto. A partir de esto, he participado en distintas escuelas del país, donde me han invitado para realizar cursos de la especialidad.

 

El participar de la formación de instructores de yoga me permite participar de una actividad que disfruto y de la cual estoy muy agradecido. Es muy gratificante conocer las historias y experiencias de los y las estudiantes y ver cómo ellos y ellas van enriqueciendo las discusiones y la revisión de diversas temáticas que se relacionan con el cuerpo y el movimiento, facilitando mi propio aprendizaje, además.

 

El cómo me interesé en el yoga está relacionado con el descubrirme constantemente dentro de una actividad que me enriquece. Con el tiempo de práctica y estudios, he viajado en distintos métodos, desde los cuales extraigo lo que más de adecúa. 

 

Me volví profesor en la medida que fui descubriendo cómo mis conocimientos kinésicos podían ser una aporte para esta disciplina, y viceversa. En clases soy un alumno más por la oportunidad que emerge de aprender de manera constante, y las temáticas la vamos desarrollando todos quienes participamos del encuentro.

 

Me uní al equipo de Yoga Mandiram porque el ambiente es muy gratificante y agradable. Es una escuela que tiene un carácter único y posee un gran cuerpo humano, compuesto por los profesores, administrativos y estudiantes de calidad, y de los cuales puedo seguir viajando en este proceso de enriquecimiento y aprendizaje.

Soledad Cerda

Mi nombre es Soledad Cerda disfruto mucho de la conexión con la naturaleza, la práctica meditativa, la literatura y la cocina.

 

Comencé a estudiar y practicar ayurveda hace unos 8 años, mientras ejercía como terapeuta ocupacional en salud mental dentro de un hospital. Egrese como Terapeuta Ayurveda de Ayurvida, Escuela Latinoamericana de Ayurveda Santiago, Chile y he estado en India  en AVP The Arya Vaidya Pharmacy, Coimbatore y Amrita School of Ayurveda, Kerala, en diversas oportunidades, buscando mejorar  mi comprensión de esta ciencia milenaria.

 

"El ayurveda  es una ciencia integral que se mantiene vigente y viva a pesar del paso de los siglos debido a que sus principios promueven una vida sustentable, centrada en el conocimiento y respeto de la tierra y sus ciclos. Ayurveda guía un proceso de búsqueda y autodescubrimiento a través de  la comprensión del ser humano como hijo de la madre naturaleza” 

 

Mi interés por el ayurveda nace a través de una búsqueda personal y profesional debido a que necesitaba profundizar y encontrar otras herramientas para abordar los desequilibrios de nuestra salud, entendiendo que nuestra enfermedad es resultado de un proceso mucho más profundo de sufrimiento que incluye la mente, le cuerpo, nuestra dimensión espiritual y la relación que mantenemos con nuestro entorno.

 

Me aventuré en la docencia porque considero que el ayurveda es una sabiduría a la cual todas y todos deberían acceder y  así cada vez más personas tengan la oportunidad de cuestionarse como el estilo de vida impacta en la salud personal, pero también en la salud de la naturaleza. La trasmisión del ayurveda permite a las personas encontrar un camino de sanación que es integral y que aborda todas las dimensiones de la vida.  

 

Acepte unirme a Mandiram porque desde un principio me mostraron confianza y calidez, he encontrado un espacio de  libertad  y tranquilidad, lo cual también veo reflejado en el compromiso, interés y calidad humana tanto de otrxs profesorxs y el equipo de Mandiram, como en lxs alumnxs de la escuela, quienes atraviesan un proceso de búsqueda y autoconocimiento profundo a través del yoga.  

 

Cristóbal Grez

Mi nombre es Cristóbal Grez, practicante  instructor de Haṭha Yoga, Rāja yoga, Mantra Yoga y Jñāna Yoga.


Estoy vinculado al yoga y su enseñanza desde el 2003 y realizo clases desde el 2011.


He conocido a varios maestros y profesores. Mi principal influencia proviene a la línea de Śrī T. Kriṣṇamacharya y sus alumnos en las prácticas de Haṭha Yoga y por la línea de profesores de vedānta centrada en Pujya Sri Swami Dayananda Saraswati ji. Mi profesor principal ha sido Francisco San Miguel, con quien estudio desde el 2014.

Me gusta compartir con los alumnos las enseñanzas profundas que la cultura védica tiene para ofrecer a la humanidad. Poder inspirarlos  en el comienzo de sus viajes como yoguis. Yoga es un proceso de transformación profundo y que debe ser bien guiado para que no se generen contradicciones y puedan aflorar con suavidad la desidentificación del "yo" y la identificación de uno como vidente eterno.
Lo que más me conmueve es poder sacar las dudas sobre este camino y mostrarlo como un desarrollo al reconocimiento de la libertad que cada uno ya posee.

Como buscador de la felicidad, encontré que este camino cubre todas las aristas de la vida y al involucrarse en él, bajo una buena guía, logra su cometido.

 

Nuestra Escuela

Huelen 78, Providencia

M. Salvador / M. Montt

Teléfono: +56 9 6840 7549

Email:  contacto@yogamandiram.cl

Hora de Atención

AHORA

Ayuda

SUSCRÍBETE